LGTBI-fòbia. Què és? 2018-06-24T19:04:39+00:00

LGTBI-fòbia. Què és?

La discriminación es todo trato por el cual una persona o un grupo estigmatiza y separa a otra persona o grupo como consecuencia de considerarlo en algún aspecto (orientación afectivo-sexual, expresión y/o identidad de género, entre otros) inferior a él/ella o ellos/as.

Su fundamento ideológico se basa en la delimitación grupal del nosotros frente al ellos, funcionando tradicionalmente como dispositivo de organización y dominación social. Así, este mecanismo permite que, algunos miembros de las identidades hegemónicas de cada sociedad (en nuestro ámbito, las personas cis-heterosexuales), pongan en marcha el discurso de la salvaguarda de una esencia que, ante la presencia del otro/a, ven peligrar.

Las identidades no hegemónicas a menudo presentan una vulnerabilidad mayor que incrementa sus posibilidades de sufrir ataques en una sociedad donde aún la identidad se comprende de manera esencialista, entendiendo todo lo que no es Yo/Nosotros como lo abyecto que debe mantenerse fuera de los límites del conjunto social.

La lgtbifobia es la discriminación que sufren las personas cuyas relaciones afectivo-sexuales, diversidad familiar, expresión y/o identidad de género son diferentes a la cisheteronormatividad imperante.

Por tanto, la lgtbifobia es una actitud hostil que percibe al conjunto de las personas lgtbi como contrarias, diferentes, inferiores, peores, anormales, raras, enfermas, malas, amorales o antinaturales,…

Clasificación de la LGTBIfobia

La lgtbifobia tiene diferentes formas y se pueden diferenciar como mínimo cinco aspectos esenciales: el ámbito de la expresión lgtbifóbica, la intencionalidad de la discriminación, el origen de la discriminación, el tipo de discriminación y el nivel de discriminación ejercido.

Clasificación por el ámbito de expresión de la discriminación:

  • Interna: lgtbifobia individual, personal y no manifestada o exteriorizada.
  • Externa: lgtbifobia manifestada, bien de forma verbal, con actitudes y/o acciones discriminatorias. Es lo que se denomina lgtbifobia conductual.

  • Interiorizada: La que siente una persona lgtbi hacia sí misma por no aceptarse o no reconocerse como tal y, habitualmente, proyecta hacia otras personas lgtbi.

Clasificación por la intencionalidad de la discriminación:

  • Discriminación lgtbifóbica directa/Discriminación directa lgtbi: Se produce cuando una persona es tratada de modo menos favorable que otra en situación análoga o comparable, por motivos de orientación sexual, expresión de género, identidad de género y/o diversidad familiar.

  • Discriminación lgtbifóbica indirecta/Discriminación indirecta lgtbi: Se genera cuando una disposición, criterio o práctica aparentemente neutra pueda ocasionar una desventaja particular a personas por motivos de orientación sexual, expresión de género, identidad de género y/o diversidad familiar.

  • Lgtbifobia institucional o victimización secundaria: Maltrato adicional ejercido contra lesbianas, gais, bisexuales, transexuales o intersexuales que se encuentran en alguno de los supuestos de discriminación, acoso o represalia como consecuencia directa o indirecta de los déficits de las intervenciones llevadas a cabo por los organismos responsables, y también para las actuaciones de otros agentes implicados

Clasificación por el origen de la discriminación:

Lgtbifobia perceptiva:

  • Lgtbifobia cognitiva: La creencia subjetiva de que las personas LGTBI son antinaturales, pecaminosas, inferiores o indeseables.

  • Lgtbifobia afectiva: El sentimiento de rechazo ante las personas LGTBI por considerarlas promiscuas, desenfrenadas, sin control, capaces de acosar sexualmente a cualquier persona y que hacen tambalear el sistema cisheteronormativo de la sexualidad como un orden establecido naturalmente.

Lgtbifobia ambiental:

Lgtbifobia liberal: Aquella que permite la expresión de la diversidad afectivo-sexual y de la identidad y/o expresión de género en el ámbito de lo privado, pero que en ningún caso acepta que se haga en el espacio público.

  • Discriminación Lgtbifóbica por error: Situación en la que una persona o un grupo de personas son objeto de discriminación por una apreciación errónea de su orientación sexual, expresión y/o identidad de género. Este error no exime de las consecuencias administrativas, civiles o penales que se derivan de la misma.

Discriminación por asociación: Se genera cuando una persona es objeto de discriminación como consecuencia de su relación con otras personas por su orientación sexual, expresión de género, identidad y/o diversidad familiar.

Clasificación por el tipo de discriminación:

  • Lgtbifobia: Aversión a la homosexualidad, bisexualidad, transexualidad e intersexualidad o hacia quienes lo parecen o lo defienden.

  • Homofobia: Aversión, odio, miedo, prejuicio, discriminación, etc. hacia la homosexualidad, las personas homosexuales, quienes lo parecen o defienden. La homofobia está ligada con la cultura patriarcal dominante que, además, discrimina a las mujeres.

  • Lesbofobia: Aversión, odio, miedo, prejuicio o discriminación al lesbianismo o a las mujeres lesbianas, hacia quienes lo parecen o lo defienden.

  • Bifobia: Aversión, odio, miedo, prejuicio o discriminación a la bisexualidad o a las personas bisexuales.

  • Transfobia: Aversión, odio, miedo, prejuicio o discriminación a la transexualidad o a las personas trans.

  • Plumofobia: Aversión, odio, miedo, prejuicio y discriminación contra las personas con pluma o a tener pluma.

Clasificación por el nivel de lgtbifobia ejercido:

  • Baja intensidad: Chistes, comentarios, uso de lenguaje lgtbifobico, opiniones confundidas y erróneas…

  • Alta intensidad: Desde los insultos a las agresiones físicas, pasando por el acoso y el maltrato psicológico y/o físico. Todo lo que constituyen los delitos de odio por razón de orientación afectivo-sexual, identidad y/o expresión de género.

Algunos términos despectivos, chistes, gestos y expresiones lgtbifóbicas están tan integrados en nuestra cotidianidad que, en muchas ocasiones, ni tan siquiera somos conscientes de que denigran a las personas lgtbi.

El insulto es una de las formas de agresión más común que reciben las personas lgtbi bien sea directa o indirectamente. Según datos recogidos en todos los estudios realizados hasta la fecha, muchas personas lgtbi manifiestan que en diversas ocasiones, si bien no experimentan directamente un insulto lgtbifóbico, el hecho de observar cómo se insulta al colectivo entero, supone la asunción del mismo hacia la propia persona. Es por este motivo que llamamos tanto la atención sobre la necesidad de adecuar el lenguaje, eliminando cualquier expresión contraria hacia gais, lesbianas, bisexuales o trans.

También se debe reseñar que algunas de las formas de lgtbifobia se manifiestan dentro del colectivo lgtbi, no siendo exclusivas del hegemónico cisheteropatriarcado normativo.

Conviene recordar que en nuestra cultura las personas estamos educadas y socializadas en la lgtbifobia, lo mismo que lo estamos en el sexismo, y que, por lo tanto, constituye un reto el ir desprendiéndose de esas actitudes lgtbifóbicas; para ello el primer paso es reconocerlas en nosotras y nosotros mismos. De este modo, aunque se percibe una mayor aceptación hacia las personas lgtbi debido a las transformaciones sociales de los últimos años, en ocasiones se trata más de una apariencia que de una interiorización del respeto a la diversidad sexual y de género.

La vivencia por parte de un trabajador o trabajadora de cualquiera de los tipos y formas específicas de lgtbifobia tiene importantes consecuencias a nivel psicológico y social: baja autoestima, exclusión, problemas familiares, síntomas psicosomáticos o físicos, insatisfacción, ansiedad y depresión, llegando, en casos extremos, al suicidio.

En el ámbito del trabajo la lgtbifobia se puede manifestar de varias formas como el despido que, normalmente, no aludirá a la orientación sexual, expresión y/o identidad de género sino que alegará motivos alternativos que disimulen la verdadera causa del mismo. También nos encontramos con el acoso al trabajador o trabajadora para que sea él o ella quien acabe abandonando la empresa o pidiendo el traslado a otro centro de trabajo. Otro aspecto importante son las dificultades laborales que supone visibilizarse para las trabajadoras o trabajadores trans, dadas las consecuencias negativas que conlleva. Posteriormente nos extenderemos en estas y otras cuestiones laborales.